viernes, 13 de diciembre de 2013

XVII: No me importa tu distancia, porque en ella estás tú


Si tal día como hoy recuerdas cuánto te quise,
si todavía una zona de tus labios añora mis besos,
si existe un mañana y una parte de ti piensa en mí.
Si todavía te preguntas por qué lo que pasó, pasó...
y cuando me recuerdas entiendes que no fue nuestra la culpa,
que en ocasiones interceptan problemas de otros en la espalda.
Si limpias tu memoria y reparas en miedos que no eran tuyos,
y con esa idea puedes sentir todo ese amor que nos pertenecía...
Si tal día como hoy todavía ves mi imagen y un suspiro se escapa a tus labios,
(¡esos labios son míos!)
si aún sientes que yo te amo y que quizá tú también me amas,
si es así, a pesar de que juraste que sería de otro modo,
entonces ábreme esa puerta que me cerraste aquel día,
sabes que nunca enfermé de rencor, y que estaba aliado con tu excitante locura...
Si tal día como hoy amaneciste y crees oír cómo te hablo,
ábreme esa puerta que para mí sigue abierta como abierta es tu sonrisa,
sonrisa que no puedo más que adorar, recuerdos que son mi llanto y mi consuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario