lunes, 23 de diciembre de 2013

VII: Cuando me eches de menos recuerda que te estoy escribiendo


Estoy ocupado abriendo puertas, pintando muros, borrando cuentos.
En éste me prohibieron fumar y amar en público, callar en voz alta y mentir en silencio. 
¿Ves?, no me he ido, ni te he olvidado, ni enfermé de desconsuelo, 
sólo que ando un tanto en desacuerdo, mujer.
Pero no sufras, que entre tú y yo sólo existe una distancia:
la intimidad de tu lectura en la libertad de mis sueños impresos, 
sin medias tintas, ni omisiones por verdades, ni trozos perdidos en el tintero. 
Solos tú y yo, un mente a mente, un cuerpo a cuerpo, una batalla de intelectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario