sábado, 9 de noviembre de 2013

Tengo prisa


-¿Por qué corres, amigo?
-Tengo prisa.
-Te noto triste, quizás cansado.
-Puede.
-¿Puedo saber por qué?
-Tengo que llegar a esa cima, la de la gran montaña.
-¿Disfrutas del paisaje? 
-Adiós, no tengo tiempo, tengo prisa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario