domingo, 10 de noviembre de 2013

Memorias de un padre satisfecho

Antes de morir, mi padre me entregó una hoja. Me dijo que figuraba un testamento: el suyo, el que se llevaba consigo.
Veinte años después, mi mayor logro en la vida es haber confiado el mío.
“Una sola semilla del árbol más fuerte, será consecuencia de la más bella reacción en cadena.”
Procura largas raíces, de ésas que son libres para explorar, pero conscientes de los pasos que van sellando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario